La internacionalización de la escena catalana

Los espectáculos que llevamos al otro lado del Atlántico gracias a la colaboración de la Insitut Ramon Llull

Los artistas catalanes han desembarcado a Temporada Alta Iberoamérica. Este año destacamos el estreno del nuevo montaje de Guillem Albà: Calma!. La primera vez de un estreno catalán en el festival de América Latina. Este montaje se podrá ver en las 3 ciudades (Buenos Aires, Lima i Montevideo) , con un total de 6 representaciones, igual que Tierra Baja, con también 6 funciones, dos de las cuales ya se han hecho en Montevideo dónde han conseguido hacer levantar el público del Teatro Verdi. Estas son las principales apuestas de la programación de producción catalana al Festival, acompañadas de dos autoras actuales que presentarán texto al Torneo de Dramaturgia Transatlántico que se celebra en este marco en Buenos Aires: Cristina Clemente con Las lentas de mirar cargadores y Marta Aran con Puzzles.

Pero hay más. La escenógrafa mallorquina Xesca Salvà  es también en Buenos Aires y Montevideo con su espectáculo Casas, una experiencia que juega con realidad y ficción para despertar la curiosidad del espectador. Completa la programación el premiado Vida, una propuesta apta para todos los públicos del titiritero aragonés Javier Aranda que se podrá ver en Buenos Aires y Lima.

La programación catalana de Temporada Alta en Iberoamérica es posible gracias a la colaboración del Instituto Ramon Llull, organismo que promueve la lengua y la cultura catalana al mundo. La programación en Buenos Aires  también  cuenta con la colaboración de Iberescena, un programa del gobierno central que promueve la cooperación en el ámbito de las artes escénicas y del programa PICE de Acción Cultural Española (ACE)

El proyecto tiene como objetivo establecer un puente de intercambio entre la escena del país y la iberoamericana, dando a conocer la dramaturgia propia y los creadores. Más allá de la programación, el festival supone un punto de encuentro e intercambio  entre artistas y profesionales que acuden. Y es también una oportunidad para generar y ampliar el circuito de espectáculos internacionales que promueve Temporada Alta Gira, y que ahora permite estrenar en Iberoamérica lo gran montaje de Lluís Homar. Gracias a la trayectoria de esta iniciativa única a nuestro país, por ejemplo, el pasado Temporada Alta de Girona pudo levantar una nueva producción del texto de referencia del argentino Claudio Tolcachir, L’Omissió de la família Coleman.