Edición 2018

100 espectáculos, 100 voces

Llegamos a la 27 edición con una potente programación de diversos géneros y disciplinas pensada para todos los públicos con la voluntad de continuar siendo un festival de referencia tanto a nivel nacional y estatal como europeo. Seguimos destacando como un importante motor de creación escénica y nos posicionamos como uno de los principales polos productivos y creativos de nuestro país.

Temporada Alta 2018, además, quiere ser un grito a favor de la libertad de expresión y, a la vez, una puerta abierta para cada una de las voces discordantes que a veces quedan silenciadas. En este sentido, desde el Festival tomamos el pulso a la sociedad y programamos un gran número de producciones que representan un amplio espejo donde se pueda ver reflejado el momento actual de nuestra sociedad y donde se sientan voces muy diferentes fuera de los discursos dominantes.

Así nos consolidamos como una de las principales plataformas de exhibición y producción de las artes escénicas del Sur de Europa con las siguientes líneas de actuación:

  • Convertirnos en una importante plataforma de exhibición de lo mejor de la escena europea (Oskaras Korsunovas, Alain Platel, Jan Lauwers, Jan Fabre …) y una puerta de entrada del mejor teatro de latinoamericano con la consolidación de ciclos como Conexión Iberoamérica o Conexión Flandes.
  • Ser uno de los principales motores de la creación escénica con 23 producciones y coproducciones que incluyen 3 coproducciones internacionales con grandes nombres de la escena (Guy Cassiers, Claudio Tolcachir o Rimini Protokol) y espectáculos de muchos de los principales nombres de la escena nacional como Àlex Rigola, Sergi Belbel o Carol López.
  • Apostar por el talento nacional apoyando a los creadores del país en una programación basada en textos de autores catalanes, potenciando la nueva creación y programando este año hasta 58 propuestas de creación catalana (Claudia Rovira, Angélica Liddell, Joan Yago, Claudia Cedó, Marta Buchaca…)
  • Consolidar su programa socioeducativo A Tempo – Arts i Formació que tiene el objetivo de reforzar la vertiente educativa del Festival a través de la Fundació La Ciutat Invisible consiguiendo que Temporada Alta entre los centros educativos
  • Ser un punto de encuentro entre artistas y programadores a la vez que se consolida como un escaparate de la creación más contemporánea
  • Convertirse en un Festival para todo tipo de público, programando diferentes propuestas que incluyen diversas disciplinas artísticas como grandes nombres de la música (Rosario, Albert Pla, María Arnal, Marcel Bagés …) o el cine.

Isabella ‘s room de Jan Lauwers & Needcompany es la propuesta que inaugurará el festival, que acogerá un total de 97 espectáculos del 5 de octubre al 10 diciembre.

Cartell: Carmen Calvo

El gran vouyer del teatro

Carmen Calvo recibió el encargo del cartel de esta edición del festival Temporada Alta con entusiasmo: “los compañeros de viaje son maravillosos”, afirma Carmen Calvo sobre los otros artistas que lo han precedido, entre los cuales destaca “el gran maestro” Antoni Tàpies. “Los referentes son el que nos permiten a los artistas continuar”, subraya.
Los referentes vuelven a ser importantes a la hora de empezar a hablar de la figura del cartel de este año: la figura femenina con los ojos vendados remite a las esculturas que Joan Miró realizaba juntando diferentes objetos cotidianos. La mujer de Carmen Calvo está compuesta por una cabeza de maniquí y un banquillo. 

Cómo una de las patas del banquillo está rota, el artista la niveló con una caja y dos piezas más de madera. “No es que me fijara en una escultura concreta de Joan Miró, pero forma parte de la historia”, explica Calvo que, como Joan Miró, tiene colgadas a las paredes del taller imágenes de obras de arte que le llamaron la atención, compañeros de viaje para su trabajo y su inspiración. “Siempre me gusta decir los referentes que tengo. Antes de que Miró hubo artistas que trabajaron con objetos, pero a mí me gusta su obra y me gusta mirar el que hay en mi entorno”, subraya el artista.

El personaje de Carmen Calvo está, además, cargado de misterio: ¿Por qué tiene el ojos vendados? ¿Cómo se rompió la pata del banquillo? ¿Quién la falcó con la caja y las maderas? Los rastros de todas estas acciones añaden una capa de intriga al resultado, y se podría pensar que la composición es fruto de una obra breve de teatro de objetos. Además, la obra tiene otra capa: para hacer el cartel Carmen Calvo ha elegido una  obra anterior,  inédita en España. La expuso a Ginebra y actualmente pertenece a un coleccionista turco. Valdría la pena ver la cara que hace el coleccionista cuando vea su obra en banderines y el resto de materiales del festival. Aun así, Carmen Calvo concentra todas estas acciones en dos interpretaciones: un personaje teatral – “es el que adquiere más importancia”, explica- y la misma esencia de la representación teatral: “Pensé que mi pieza le iba muy bien al festival. Esta mujer que mira y no mira es realmente la mirada del teatro. Es la mirada del voyeur, del espectador. En el fondo es el grande voyeur del teatro”.

Los materiales antiguos que aparecen en las obras de Carmen Calvo están revestidos de una capa de actualidad, puesto que los sirvió para hablar de rituales personales que se siguen celebrando, como “casamientos y comuniones” y de los diferentes “estratos sociales”. En el campo del teatro, el artista también mezcla las temporalidades: está interesada en compañías de su generación como Los Juglares y La Fura dels Baus, pero también en las raíces más profundas del teatro: “Me gusta el teatro en sí, pero me remito también al teatro antiguo y a la ópera, donde se coció el teatro. También en celebraciones como Miracle de Elche, donde hay una de las primeras escenografías”.

En cuanto a su experiencia en el mundo teatral, no se puede decir que haya hecho una escenografía pero sí que cedió las obras que acompañaron una lectura de textos de Rafael Chirbes en mayo, titulada ‘Ese hombre tiene un mundo en su cabeza’, dentro del Festival 10 Sentidos. “Creo que cuando cualquier artista está realizando una obra está pensando en una escenografía”, dice Calvo.

Carmen Calvo representó España a la Bienal de Venecia de arte del año 1997 junto con el poeta, dramaturgo y artista Joan Brossa. “Me gustó mucho la idea que tuvo Victoria Combalia de presentar en un mismo plan dos artistas con un mundo objetual pero diferentes el uno de la otra”, dice Calvo. Para Calvo, Brossa era un “gran poeta” y subraya la vertiente “conceptual” de su obra. “Los objetos siempre son presentes y venden de la pintura antigua. Y Brossa, después de Duchamp, ha dicho el mejor que se puede decir con los objetos”.

Antoni Ribas Tur

Carmen Calvo Sáenz de Tejada 

Nacida en Valencia en 1950, Carmen Calvo se formó en la Escuela de Artes y Oficios la Escuela Superior de Bellas artes de Valencia. El año 1985 recibió una beca del ministerio de Asuntos exteriores español y se trasladó a París. También durante los años 80 participó a la exposición del Museo Guggenheim de Nueva York New images from Spain y en la primera edición de la feria ARCO de la mano de la galería Fernando Vijande.

Entre las exposiciones más importantes del artista a nivel institucional hay la antológica que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) le dedicó a los años 90, la muestra al pabellón española de la Bienal de Venecia de arte 1997, compartido con Joan Brossa, y la muestra a Palacio de Velázquez el 2003. Entre los galardones que ha recibido a lo largo de su trayectoria hay lo Premio Nacional de artes plásticas (2013), el acta del cual mujer algunas de las claves de su obra, como “la investigación sobre el papel de la imagen en la construcción de la identidad subjetiva e histórica” y “la reflexión sobre la memoria que impregnan los objetos”. En paralelo a de las influencias del pop arte, el arte povera y el informalismo, con sus obras Carmen Calvo explora temas de actualidad como la violencia en la sociedad y los ritos sociales que se prolongan relación detrás generación.

Carmen Calvo está representada en importantes colecciones catalanas, españolas e internacionales como el Museo Español de Arte Contemporáneo, la Fundación Josep Suñol, el Museo Guggenheim de Nueva York y el Museo Reina Sofía. También a la Colección La Caixa de arte contemporáneo, el IVAM, el Macba, el Centro Atlántico de Arte Moderno y la Fundación Sorigué.

Descárgate el cartel

OCULTAR CONTENIDO

Curt 2018, La voz de España

Nota del director

En 1971 se publicó en España la canción “Soy Rebelde” interpretada por Jeanette, una chica de ojos tristes y de aires melancólicos. El tema tuvo éxito mundial, se convirtió en himno feminista en América Latina y en España fue prohibida a las chicas menores de 16 años. Así pues, en un contexto aún muy oscuro una chica que desprendía una docilidad ovina cantaba “Soy Rebelde” y la gente se enganchaba, creo, como a un deseo de rebeldía lejano, casi olvidado e ilusorio. Como si representara la triste imagen de un paraíso perdido. Hoy, 50 años más tarde, nos damos cuenta, atónitos, que este país ya no es aquel donde se podía cantar “Soy Rebelde” en un prostíbulo y vestido de cura tal como hizo Albert Pla a la película “Airbag” (1997).

 

Más bien volvemos a ser en un espacio / tiempo donde toda una sociedad queda hechizada por una chica de ojos tristes capaz de representar de una forma inocente aquella imagen de rebeldía que, otra vez, volvemos a ver lejana y borrosa. Este año 2018 y habiendo sufrido, seguro, el retroceso de libertades más grande desde la dictadura Franquista, otra chica joven y despreocupada gana el popularísimo reality “Operación Triunfo” y representa a España en “Eurovisión.

 Amaia, tiene un talento escénico y musical brutales, pero sobre todo desprende verdad. En un momento en que se fiscalizan los gestos, en el que todos actuamos pensando en las consecuencias y donde el miedo ya ha conseguido filtrarse dentro de cada casa, ella se atreve a no depilarse las axilas, se tira pedos en prime time y, si hace falta, se enfrenta a los guardianes más rancios de la vieja patria sin perder ni un gramo de ternura.

Para mí, ella representa el inconformismo natural ante las grandes luchas perdidas o pendientes de ganar que tiene este país, así como la fuerza inherente de la juventud para llevarlas a cabo y por eso hay tanta gente, sea del ámbito que sea, que se ha enamorado. Como detalle anecdótico, me gustaría decir que, durante el rodaje, ella interpretó 5 veces la canción y que lo hizo llorando en cada una de ellas. No le he preguntado el motivo porque creo que es mucho más bonito imaginarlo.

 Salvador Sunyer Vidal

 

FICHA ARTÍSTICA 

Con Amaia Romero 

 

Dirigido por: Salvador Sunyer

Escrito por: Salvador Sunyer i Víctor Santacana

Producido por: Temporada Alta 2018 i Nanouk Films

Presentador: Francisco José Ruiz García

Coreografía: Garazi Beloki

Bailarinas: Garazi Beloki, Elea Sidonie, Carolina Fabiana

Piano: Carles Pedragosa

Trompeta: Pol Padrós

Trombón: Josep Blanes

Guitarrista: Joan Hernández

Casting: Blanca Javaloy

Producción ejecutiva: Xavi Toll i Andrés Mellinas

Director de producción: Xavi Toll

Jefe de producción: Javier de la Llave

Director de fotografía: Elias M.Fèlix

Jefe de realización TV: Lluís Maymó

Director de arte: Judit Ferrer

Concepción y creación de los visuales: Josep Prats Sorolla

Vestuario: Alexandra Nicolau

Maquillaje y peluquería: Cristina Canes

Montador: Martí Blanché

Diseño gráfico: Francisca Torres

Estudio de sonido: Coser i Cantar Estudio

Arreglista: Carles Pedragosa

 

Música Original: ‘Soy Rebelde’ 

 

OCULTAR CONTENIDO

Enquesta de públics​

La política de preus i els hàbits de compra, la complicitat i fidelitat dels espectadors i la constatació que el Festival és una eina de dinamització turística, econòmica i cultural pel territori són les principals conclusions de l’enquesta que Temporada Alta 2017 ha elaborat entre 1.700 espectadors registrats a la seva base de dades.
El qüestionari es va enviar el passat 6 de desembre del 2017 amb l’objectiu de poder fer millores a les pròximes edicions del Festival i establir noves fórmules de relació amb l’espectador.
Principals eixos de l’enquesta:
. El 99,7% de les persones que han respost l’enquesta tornaran a la següent edició i el 99,8% afirma que recomanaria Temporada Alta a les seves amistats.

. Només el 12,5% dels enquestats estan en contra de la flexibilitat de preus.
. 7 de cada 10 espectadors que viuen fora de l’àrea urbana de Girona fan un àpat en un restaurant de l’entorn abans o després d’anar a un espectacle.
. El 75% dels espectadors que han respost el qüestionari fa ús d’algun dels descomptes que tenen a l’abast.
. Temporada Alta s’associa amb els termes: “Màgia”, “Alegria”, “Necessari”, “Proper” o “Enriquidor”, entre d’altres.

Consulta l’informe en pdf
http://www.temporada-alta.net/admin/js/kcfinder/upload/files/Enquestes_CAT(1).pdf

OCULTAR CONTENIDO